Responsabilidad de los socios por las deudas de la cooperativa.

  • Asesoramiento sobre la responsabilidad individual del cooperativista frente a terceros en caso de insolvencia de la cooperativa:

Conforme a la jurisprudencia consolidada, los socios de una cooperativa pueden responder por deudas de la sociedad cooperativa que hayan sido destinadas a la producción de bienes y servicios cooperativizados, hasta el límite del valor de dichos bienes y servicios que hayan recibido en su condición de socios. El fundamento de esta responsabilidad es el principio de prohibición del enriquecimiento injusto, vedado en nuestro ordenamiento. Así se recoge, entre otras, en la sentencias del Tribunal Supremo de 18 de junio de 1991, 9 de mayo de 1993 (EDJ 1993/4728), 16 de febrero de 1998, 19 de octubre de 200530 de enero de 2008, y 12 de diciembre de 2011, así como en las de las Audiencias Provinciales de Albacete de 19 mayo 2003 (EDJ 2003/220193) y de 10 de julio de 2000 (EDJ 2000/51056), de Ciudad Real de 21 de diciembre de 1998, (EDJ 1998/37385), de Zaragoza 3 de abril de 2000 (EDJ 2000/17852), de Valencia de 12 de junio de 1996 o de León de 2 de junio de 1994.

En el caso particular de las cooperativas de vivienda, esto implica que, en caso de insolvencia de la cooperativa, los socios pueden responder por deudas de la cooperativa frente a los acreedores de la sociedad hasta el valor de sus viviendas. Esta es una cuestión que a menudo se suele soslayar y donde existe una importante confusión, a veces interesada, entre cooperativas y gestoras. Desde Praecepta Abogados podemos ofrecerle nuestros servicios para evaluar los riesgos que asume dada la situación de la cooperativa y asesorarle en la defensa de su patrimonio.

  • Asesoramiento sobre la subrogación o el afianzamiento individual y solidario en el préstamo promotor:

Certamen Creditorum está detectando una práctica cada vez más extendida entre las cooperativas de viviendas consistente en que determinadas gestoras   (verdaderas promotoras encubiertas) requieren a los socios para que afiancen personalmente (con carácter solidario frente a la cooperativa y mancomunado entre los socios) el préstamo promotor a otorgar a la cooperativa por una entidad bancaria, o bien se subroguen en el préstamo existente. Con esta maniobra se aseguran la continuidad de la promoción, de la que puede depender el cobro de sus honorarios de gestión.

Si bien, en ocasiones, una práctica como ésta puede resultar favorable a los intereses de la cooperativa y los socios cooperativistas, lo cierto es que, en la práctica, el afianzamiento o subrogación de los socios sólo suele plantearse como una medida prácticamente desesperada ante problemas financieros de la cooperativa, y más como una “huida hacia delante” que como una solución real ante dichos problemas.

El afianzamiento o subrogación de los socios en la financiación bancaria de la cooperativa tiene como consecuencia fundamental hacer partícipes a éstos del riesgo de la promoción incluso antes de haber recibido las viviendas, derribando, por lo tanto, la última barrera que protegía a los socios cooperativistas frente a las reclamaciones de terceros en caso de insolvencia de la cooperativa antes de la entrega de las viviendas.

El afianzamiento o subrogación de los socios de la cooperativa en los préstamos de la sociedad cooperativa es una medida personalísima que depende de la decisión del socio, quien no puede ser obligado a tomarla ni otorgar ninguna escritura de afianzamiento o subrogación aunque el acuerdo haya sido aprobado en Asamblea General, por lo que resulta altamente recomendable recibir asesoramiento sobre esta materia antes de tomar una decisión.

Certamen Creditorum puede asesorarle sobre si resulta conveniente prestar el consentimiento a este afianzamiento o subrogación, para que Vd. tome una decisión informada sobre este asunto que proteja su patrimonio.